--> Viaje al olvido

Distinto es el tiempo del viajero, lentos no rápidos palpitantes pasan inadvertidos los relojes que no posan en pared ni suelo. Un siglo un mes. Cuentos historias y personas deforman a gusto realidades que no siempre queremos (ni podemos) ver... Seis vamos en colectivo de montaña de curvas sigilosas, seis, familia espontanea formada en la quebrada.



Compartimos colchones que no son, no entramos, nos apretamos. Reímos a dispar afianzando intimidad, un siglo un mes, un siglo eternidad... inmortalizar miradas ya es rutina caminante, abrazar palabras abstracto material. Así seis antes (en siglos pasados) desconocidos bajan a mundo místico de paredes montaña, no hay nubes en cielo pintado, hay sol y dejos de luna entristecida. Emprendemos empinada caminata hacia el olvido -San Isidro, bienvenidos- San Isidro es... Pueblo de montaña roja casi gris, de precipicios bien marcados que bordean rutas de piedras coloridas. En San Isidro no hay luz, no hay electricidad, es pasado tejido en presentes, olvido casi material, no hay motores ni publicidad... Solo ríos y soledad, rápidos ríos que hacen ecos de sonido cual orquesta diurna embellecida en luna. Los pensamientos... resuenan con mas fuerza, la nada... la nada te abraza. Las casa juegan a caer en precipicios sin final, mientras otras solo juegan por mantenerse en pie.


No hay horizontes en San Isidro, solo montañas del oeste al este... Nadas sumergido en montañas coloridas, podés... Tocar una nube si querés.


Pueblo de inocencias compartidas, de humildades repetidas, siembran maíz y cosechan pasajeras amistades. Difícil es llegar, tres montañas a dispar y 7 ríos a cruzar, un viaje en tiempo no real hacia un lugar, un lugar donde se cocina a leñas recién cortadas tras ventanas despintadas no simétricas. Cuatro horas pasan en subida al norte del sur, hablamos agitados evitando confusión, cantamos, reímos, nadamos para morir en cascadas verdemar. No hay mapa, aquellos ríos seguirás, de noche no irás... no hay luz, no hay señal. ¿Destino? La nada.


Así llegamos a San Isidro, lugar olvido, magias entonadas en montañas horizonte. Llegamos a la casa de ella y del pequeño dulce Luis, quienes... Quienes me regalaron cien historias a contar; pero por Ahora: San Isidro, partido de Iruya, Salta.

Nunca vi algo tan hermoso en mi vida... Tanta soledad, tanta nada en todo. Y tantas otras historias de su gente, su lugar... Felicidad pura. Pura...

.

14 comentarios:

Lazarillo Mochilero dijo...

Me impresiona tanto camino, sendero sinuoso pintando el paisaje de aventura eterna: cómo se evita querer seguir explorando lo recóndito ?

Son esos lugares en los cuales se saca un pasaje para desafiar el asombro. Es un permanente intentar llegar al ¨más allᨠy seguir absorto.

Me ha calado hondo.

Slds ,)

celestecielo dijo...

Woooooooooooow!





Estas fotos que compartís traspasan la pantalla de mi compu, esos verdes [sobre todo] que me atraparon al primer contacto pero no dejan de maravillarme por mucho que los mire.
Es inmenso. La maturaleza es eso, inmensidad, esplendor, grandeza, milagro. Vida.
Y tus palabras le dan el marco justo a las fotografías. Estos paisajes apoyan tu frase: podés tocar una nube si querés. Yo te creo. En algunos lugares el cielo logra estar dentro de uno.
Me encantó pasar hoy por tu blog.

Un abrazo enorme Tincho!
Gracias por compartirnos tu viaje!

La frases de mi blog están todas a tu disposición para cuando quieras! ^^ A mi me alegra que te guste lo que escribo.

Agus-tincho dijo...

Laza: Ese camino, además de ser interminable serpenteante, fue tan vivido, tan sentido. Cada metro nos hundíamos más en las montañas, hasta llegar a ese mundo aparte, "iruya", donde estas sumergido en montañas inalcnazables. La sensacion es algo... No, increíble de por si.
Un fuerte fuerte abrazo Don Laza; Gracias por pasar.


Celesteheaven: La verdad me deja tranquilo tu comentario, siento que las fotos no pueden demostrar la inmensidad semejante de dicho lugar... Es algo increible, ser un punto tan minimo entre esas montañas, sentís... nosé, que estas vivo, que respirás, que sentís todo... Es algo icnreíble, son lugares que sin duda recomiendo conocer.
un fuerte abrazo! Gracias por las frases, claro que si disfruto mucho leyendo tu blog. :)
Tinmcho.

Común dijo...

Hola!!!!!!!!!!!

Que hermosos lugares, han sido unos afortunados, vos y tus amigos el poder llegar hasta allí,............”la nada”, perdón que disienta con vos, hay MUCHO en esos lugares para aprender, debemos cuidar esos lugares, es donde podes escuchar el ruido del silencio, si aunque te parezca raro, el silencio tiene ruido, ruido que te cura el ALMA.
Gracias por compartir con nosotros.

Un besote y abrazo de oso.

Agus-tincho dijo...

Común... Estoy de acuerdo con vos, la nada es una expresión... Amé ese lugar, me quedé 5 días, y fue el lugar que más me gustó, emocionó, de echo, ahí conocí 2 personas que me cambiaron la vida... ¿Cambiamos "nada" por "abismo"?
Un abrazo gigante!!
tincho.

Caro dijo...

Ahhhh bueeee Vos no sólo sos escritor si no también fotógrafo :D

Podés creer que yo he ido variasss veces al norte y hay varios lugares que no he visitado nunca... Bueno, ahora gracias a vos ya sé a donde tengo que volver :D

Abrazoooo

Agus-tincho dijo...

Caro!!
Gracias, no conocés este lugar? Jaja, NO fuiste al norte! jaja, Iruya fue lo más lindo que conocí en mi vida, y san isidro... uf, me quedé 10 días! increíble.
Y por las fotos... Es pura competencia contra las fotos de Lazarillo, pero shhh.. jaja.
Un abrazo! que aleghría verte por acá! y posteá, dale, vaga.
Abrazo enorme
tinchio.

AniTa dijo...

Tinch no dejas de encantarme con tus frases, no puedo dejar de leer hasta el final... y hasta en mi mente tienen una voz que la lee suave, tierno, pausado...
un placer escucharte narrar en vivo!!
Una felicidad haber estado alli con vos!

en cuanto a las fotos... no me robes protagonismo que muchas las tomé yo! jajajaja

y espera a ver las del SUR!!! =)

te quiero tanto
Anita

Nicolás dijo...

¿Te extraña que el destino nos haya hecho cruzar por primera vez en este lugar tan particular?

Sin dudas, todo pasa por algo.

Abrazo!!!!!! :)

NiCo =)

Agus-tincho dijo...

Que genial que me firmen las dos personas mas importantes que conocí en este lugar...

GRA-CIAS
gracias
gracias
por este viaje...

"una voz que la lee suave, tierno, pausado...
un placer escucharte narrar en vivo!!" ... Gracias a vos me saqué la verguenza :)

ahhgrm, que emoción, quiero volver...

Emiliano Orlando dijo...

Esas palabras que saltan de la pantalla, esos textos que nos abrigan de una brisa norteña a quienes decidimos ser hermitaños de biblioteca, tanta vida, hermano, tanto talento, tantas palabras, tanto corazón, tanta alma...

te felicito.

Orlando.

Emiliano Orlando dijo...

Mi querido amigo:

Yo vivo en Madero, el libro podrá conseguirse en librerías de Capital, pero todavía no salió, ya lo escribí, ya hablé con la editorial, hasta ya estoy confirmado para estar en la Feria del Libro, algo realmente, realmente descolocante para mí; pero, el lanzamiento depende del dinero que tengo disponible ya que obviamente no tengo un patrocinador. Luego de la publicación, voy a hacer una presentación (más que seguro en algún restaurant en Belgrano o en Las Cañitas), puede venir usted y quien quiera, la entrada es libre y gratuita, sería un placer, un honor, una gran honra para mí conocer al chico con un incierto destino.

Un fuerte abrazo.

Orlando.

Caro dijo...

Ajaaaaa Vos tampoco estás posteando :p

Agus-tincho dijo...

Estimadisimo: Espero novedades. El honor sería todo mio.

Caro: Es la facultad... Ud sabe, consume. Hoy posteo, si o si.

Tinch