Parte dos: La cicatriz.

Y ahí estabas, llegaste con magias de lunas compartidas y miradas sostenidas, y volví a cruzar el túnel de tu espalda entre risas recordadas y palabras pentagrama. Cerveza fiel acompaña charla desvelada y flores sin color adornan risas ya entonadas entre pausas para recordar y otras tantas para retomar temas con dejos de tinte olvido. Suenan las tres y una mujer empezó a cantar cuando detuvimos el mundo en mis ojos tu nariz, duró un segundo sin escala de tiempo donde las burbujas dejaron de morir y el aire condensado de fluir. Interrumpí nuestro silencio con pregunta de obvia respuesta (Tan fijamente me mirabas). -¿En que estás pensando?... No disfracemos de inocencia lo prohibido, no ocultemos el sentir... Y así bailó tu hermosa cicatriz al compás de lo sutíl. Viene y va, no deja de rimar, de bailar, no deja de cantar. Cicatriz. Estigma imborrable del vivir y del sentir, correr para caer, blancos tintos o espumante para entender, flor para volar. No perdamos nuestra identidad por querer ocultarlas, aliviarlas, sanarlas sumergiéndonos en pieles no propias, no son mar, no somos huella con arena. Somos pasado y presente, somos lo que hicimos y lo que hacemos una marca dejará. Vivimos pretendiendo esquivar el dolor no aceptando el sendero desandado. La vida es una guerra, sus marcas el sobrevivir. Y decidimos jugar a sortear la noche soledad y ser par en tal vez otra noche del hasta luego jamás. Cerrar los ojos y sentir, abrir los brazos y caer... cuerpo lienzo, manos pincel. Y vuelvo a besar la cicatriz de tu labio superior. Jugamos a la seducción, al limite de tu mano en mi brazo y mi mano en tu cintura. Avanzar para retroceder, besar parar volver. Pero hay cicatrices que no se ven (pero se sienten)... Dame tu mano, sentime... Este soy yo, quien vivió, quien sufrió hombre dolor. Esta cicatriz fue de un amor, esta un desamor. En esta de acá perdí, esta un anhelo aún deseado. Esta cuando caí, en esta pretendí, ¿Y la de acá? El padre que perdí, ¿Y esta otra? esta es por vivir. Algo distinto hay en esta madrugada. Acá me tenés como siempre, ya desnudé mi cuerpo. Acá me tenés como nunca... ya desnudé mi piel. Y colonizamos con bandera pasión tu nuca mi espalda, mi ombligo tu vaivén, mi brazo tu pierna, mi boca... Tu cicatriz. Guerra, piel, sentir sentir, calma y volver a respirar, y todo llega a su final -Hermosa criatura, me tengo que ir...

Hasta luego. (¿Jamás?)...
Creo que volveré a caer



.
.
.

15 comentarios:

Juan dijo...

wowwwwwwwwwwwwwwwwwww!!! que emotivo tinchis!! ;) Me emocione , debo reconoerlo , tal vez porque hay cosas que decis que me llegan de muy cerca y ultimamente estoy hiper sensible...
Gracias por tu relato es hermoso

Besote!

Juancho

Juan dijo...

jajaja perdon de colgado me paso no te deje mi msn juanpa1973@hotmail.com

nbeso!!!

Emiliano Orlando dijo...

Jajaja tu manera de escribir despertó un universo de emociones, es entendible que a veces se me escapen expresiones tuyas, pero lo hice sin querer :P

Saludos!

Agus-tincho dijo...

Juan: graaaaaaacias, muchas gracias. Luego lo agrego, un gusto. Me alegro logres disfrutar y sentir lo escrito.

Emi: Se lo extrañaba amigo.

Anónimo dijo...

podemos caer tranquilos, ahora hay quien nos agarre... aunque no podamos evitar las marcas, si el impacto nos llega a dejar alguna herida, vamos a curarlas hasta que sean solo cicatrices... cicatrices dulces y compartidas... suspiros... silencio... y emoción, mucha emoción...

El sereno de los faros dijo...

Muy bueno. Me alegró haberte leído. Una estilo en cada línea. El desarrollo de una idea clara. Las cicatrices son las marcas del alma, y siempre dejan o dejaran.

Me agendo el blog.

abrazo,

Mariana dijo...

=)

HUMO dijo...

Precioso. Me gusta tu estilo. Eres algo asi como un alma peregrina.
Como un juglar si se quiere, contando historias, experimentando la vida junto a otras vidas, tan joven y tan sabio.Tienes todo por delante caminante, con tu estuche (cuerpo) a cuestas con tu mochila cargada de historias.
Gracias por visitarme.


=) HUMO

Agus-tincho dijo...

Anónimo (Para todos, menos para mi)... ¿Que decirte? Si va dedicado a vos. ah, si, deberás esperar el final. :)

Sereno de los faros: Mil gracias por el comentario, miles miles. Un placer pasar por tu blog, me ha encantado en todo aspecto. Definitivamente estaremos leyendonos seguido. Un gran gusto.

Mariana: =)


Humo: Que honor tenerte por acá. No tengo palabras para agradecer tal comentario, tan impregnado de bellas palabras. Otra persona que sin duda disfrutaré leyendo entre mate y pucho. Nuevamente, un placer. Disfruté muchisimo de tu blog. Gracias nuevamente.

Lazarillo Mochilero dijo...

Veo que estás intentando poner las cosas en su lugar. Me gusta.

P.D.: y veo que has reclamado derechos de autor, ja.

Agus-tincho dijo...

Agitador! Jajaja... Todo amistosamente. A Emi se lo permito si llega a suceder, ahora a Vos... no sé, debería de cobrar algo. "(Y)"

Jajaja, abrazo!

Lazarillo Mochilero dijo...

¡ Tincho cómplice ! :D

Florencia Suarez A. dijo...

Muy emotivo. Me encantò!

Caro dijo...

Historia con final feliz^^

Sos muy sabio..."lo que hacemos una marca dejará"... Aplauso a los que se animan a un sabiendo eso =D

Agus-tincho dijo...

Laza: 100% códigos. jaja... Agitador! reaccionario!

Florencia: Gracias, ahora me pasaré por tu blog.

Caro: Gracias por tan lindo comentario. Recibí un mail tuyo, si me ves conectado chiflá así hablamos un poquito!
besos!

Tincho!